miércoles, 11 de abril de 2012

El sueño de una noche de ve..ventolín.

Llevo desde Octubre sin dormir de un tirón, que se dice pronto pero hay que ver lo que pesa eso. Y muchos os preguntareis como he sobrevivido a semejante tortura. Fácil. LLevo 8 años de duro entrenamiento, concretamente desde el momento en que decidí probar eso de la maternidad ( a ver quien es el listo que me dice que no he leído el "Duérmete niño", que ya me gustaría ver a ese Estivill en mi casa). Así que si alguien está en estado de buena esperanza y quiere entrenarse un poquito puede llevarse a mis hijas una semana. Luego todo le parecerá Jauja .
Este año concretamente le ha tocado a la pequeña. La pobre, por aquello de variar un poco, decidió coger un catarro de vías bajas. Ella es más de altas, oídos y las velas en la nariz. Este año probó la otra variante, tos perruna con estado acusado durante la noche.
Hoy a las dos de la madrugada comenzó la serenata. Me levanté a ponerle el famoso ventolín, que se ha convertido en el nuevo mandamiento de mi casa, " no saldrás nunca de casa sin ventolín, no sea que le de a tu hija un ataque de tos a la puerta del cole y vomite el desayuno". Entonces llega la profesora y te dice que te la lleves a casa que hay peligro de contagio, y a ver qué haces toda la mañana con la criatura. El otro mandamiento es ese que nos enseñaban de pequeños " No saldrás nunca de casa con las bragas sucias, no sea que te atropelle un coche y llegues al hospital con cuatro costillas rotas, fractura de cráneo y palominos en las braguitas, ni hablar". Me disperso.

El caso es que no se le pasó la tos con la droga esa que le enchufamos y me levanté de nuevo a darle agua. Nada. Media hora después me veis en la cocina cortando cebolla, que dicen que calma las vías respiratorias, descalza y llorando a lágrima viva. Con este panorama es imposible después conciliar el sueño, que te metes en la cama con los pies congelados, los ojos como que tienes conjuntivitis y la mente tan activa que se pone por su cuenta a escribir un post. Concretamente este. Que digo yo que tanto genio de la literatura atiborrándose a drogas y alcohol y bastaba con no dormir. La de dinero que habrían ahorrado.

¿Y qué hace una madre en estas circunstancias por la mañana al levantarse? Pues a parte de poner el piloto automático porque no es persona, lleva a su criatura al médico por sexagésima vez este año, que me da hasta vergüenza. Y allí está ella, la doctora, a la que explico otra vez la misma canción, pero ahora le cuento que necesito dormir, casi se lo suplico, que mi hija necesita dormir, que los vecinos necesitan dormir, que se la va a llevar a su casa si no me da un remedio ya. Y entonces me doy cuenta de que he estado haciendo el tonto todos estos años de mi vida. Y veo la luz, ¿Pero cómo no estudie medicina? Creo que habría sacado una matricula de honor del tamaño de una catedral porque sólo tienes que saber dos cosas:
A. Es un virus.
B. Es que no llueve.

Conclusiones de este post, que luego digo que no os enseño nada pero hay que ver que dos lecciones magistrales obtenéis de esta lectura. Para ahorraros tiempo y tinta de rotulador fosforescente, os resumo:
Punto uno : Si estáis a tiempo, usad siempre preservativo. SIEMPRE.
Punto dos : Vosotros también podéis ser médicos. Y desde ya. Yo voy a poner un consultorio telefónico.


Pues nada, a seguir con tos y sin dormir. Y con unas ojeras que ya no arregla ni Dior.

10 comentarios:

  1. El punto 1 de tu resumen es drástico... Desde luego. Está eso o cortar por lo sano, no, que duele.

    Malditos ataques de tos. Espero que se pasen.

    ResponderEliminar
  2. Lo de los mercados financieros también va a ser un virus (no voy a decir nombres) y que no llueve (pasta, claro). Ya verás. Todo se hace evidente con esa fórmula magistral.

    Bueno, solo espero que esto pase pronto (desde octubre... uuuuuf) y que por fin puedas conciliar un buen sueño reparador.

    besos

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente los virus se han hecho con los mercados financieros y lo que sea, oiga, porque ahora todo lo que nos pasa es culpa de ellos, ya sean informáticos o no.
    Cuando "cojo" un catarro, ya sea vías altas o bajas, como las rías gallegas, siempre recurro al Vikcs Vaporub (en los niños pequeños recomiendan en la planta de los pies) y ¡mano de santo!
    Besitos a la pequeñina y si quieres te canto una nana. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Mi hija jugaba con la fiebre(o tenía cuarenta o tenía 34), vomitaba cada vez que estaba nerviosa (un estado heredado de su padre), y tuvo durante un año terror nocturno (juro que la tratábamos con cariño a la condenada),así que decidimos no usar un preservativo, no, sino usar dos, uno encima de otro, por si uno fallaba. Y ahora, con sus esplendorosos 22, del mínimo ruido que hago por la noche, se queja, ya verá cuando le toque a ella, que ni se le ocurra pedirme que me quede una noche con sus hijos... Bueno, eso ya lo veremos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues la tos perruna no se pasa con la niñez(estoy cansada de decirle al médico que no fumo, pero no se da por aludido...) lo de la cebolla creo que es más psicológico que otra cosa.
    ¿virus?¿no llover? en serio ¿dónde estudian medicina ahora?
    Ánimo con las toses y me apunto el consejo Punto 1, ahora que estoy a tiempo :)

    ResponderEliminar
  6. Animo!!!
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  7. Seguro que eres una madre coraje , todas lo son con sus hijos /as, siempre atendiendo a sus vástagos, sin descuidarse, ni descuidarlos.
    Yo solo he tenido una vez , tos de esas secas , también llamadas popularmente perrunas y la verdad es que es de lo mas desagradable para la mayoria de las personas que la sufren... en mi caso es dramático , ya que necesito hablar constantemente, sufro lo que se conoce como incontinencia verbal , así que ya imaginas lo que sufrí , la primera y única vez ¡¡¡ gracias a dios !!! que pasé por semejante trance perruno :-)
    Recién llegado de tierras sureñas, mas bien Granainas.
    Un beso Cris.

    ResponderEliminar
  8. Uy el Ventolin,eso me suena,y el Pulmicort y el Singulair,mi nano ha tenido crisis respiratorias desde q era bien pequeño,nos ivamos a urgencias cada 2x3 hasta q le acertaron con el tratamiento y este año solo se le he dado el ventolin cuando ha estado muy constipado,pero claro ya son casi 5 años y cada vez tiene más defensas,así q no te preocupes q el tpo todo lo cura:-D

    ResponderEliminar
  9. Mujer, si lo de los mercados financieros también es por un virus... XD. En serio, soy incapaz de imaginar lo que es no dormir durante años, con lo que me gusta... ;).

    ResponderEliminar
  10. Hi, Nice post thanks for sharing. Would you please consider adding a link to my website on your page. Please email me back.

    Thanks!

    Madison
    maddie0147@gmail.com

    ResponderEliminar