lunes, 29 de agosto de 2011

Asumir riesgos.

"Solamente los que arriesgan llegar demasiado lejos son los que descubren hasta dónde pueden llegar".
Thomas Stearns Eliot.



Todos hemos oído eso de "el que no arriesga no gana", y es posible que alguna vez lo hayamos dicho nosotros mismos, o lo hayamos escuchado de la boca de algún amigo en nuestros momentos de duda . Es fácil arriesgar cuando no es nuestro pellejo el que está en juego , decirle a alguien que arriesgue , que se tire a la piscina , es fácil cuando no somos nosotros los que podemos darnos el porrazo .

Yo soy de las que piensa que hay que arriesgar si el fin que se pretende merece la pena . Es más ,me cuesta pensar que no se arriesga , y que uno se queda de brazos cruzados , si el objetivo nos está llamando y es suficientemente motivador . No es que sea una loca , imprudente e insensata que vaya por la vida arrasando con todo y lanzándome sin más , pero las decisiones importantes , al contrario de lo que pueda parecer , no hay que analizarlas demasiado , sólo lo justo para no estrellarse nada más empezar . Me explico .

Esta mañana he tomado un ibuprofeno (acción muy arriesgada teniendo en cuenta lo que viene a continuación ). Me dolía la cabeza . He tomado en mi vida cajas de este medicamento , evidentemente no todas juntas , pero suficientes como para saber de sobra los efectos secundarios de la pastilla . Sin embargo no los conozco , por ser tan común nunca había leído el prospecto y esta mañana mientras desayunaba , a falta de periódico o propaganda ,lo leí . ¡ Madre mía ! Si lo leo antes creo que nunca habría tomado uno . No voy a contar aquí todos sus
posibles efectos , pero había , desde las típicas alucinaciones , hasta una meningitis , por no deciros que también puede provocar dolor de cabeza intenso y persistente , que esto parece guasa . Evidentemente todos son POSIBLES efectos secundarios , y en la mayoría de los casos no se da ninguno de ellos.

Con las decisiones importantes ocurre lo mismo . Cuando tomamos la decisión de comprar la casa , si hubiéramos analizado todas las posibles consecuencias , ahora no tendríamos casa . Podríamos haber perdido los trabajos , subido los intereses , montado 4 bares de copas en los locales de abajo , quebrar la constructora , tener unos vecinos psicópatas , ponerse de moda el parque cercano para hacer botellón , y otro montón de cosas hasta casi el infinito que ahora no tengo tiempo de pensar . Está claro que todos eran posibles , pero afortunadamente no pensé en ellos demasiado tiempo , al menos no lo suficiente como para dejar que se apoderara el miedo de mi y no tomar la decisión de comprar . Lo que ocurrió en cambio fue lo que no pensé , me pusieron el metro a la puerta , bajaron los intereses , vino un vecino camello en vez de psicópata..., y eso sí que jamás lo imaginé.

Siempre que se nos presenta en la vida una oportunidad , sea del tipo que sea , ésta conlleva un riesgo . Sólo hay dos opciones , lanzarse a por ella y arriesgar sin tener miedo a que no salga como esperamos , o dejarla pasar y arriesgarnos de todas formas , porque después tampoco sabremos si hicimos lo correcto , no sabremos si habrá más oportunidades como esa ( seguro que habrá otras , pero esa misma es altamente improbable ) , y quizás vivamos con el arrepentimiento de poder haber hecho algo que nos apetecía y que no hicimos por miedo.

Hay cosas que se nos quedan grabadas en la cabeza sin saber si quiera en que momento llegaron a ella , pero de entre todo lo que estudie en la facultad y que no recuerdo , que es mucho , muchísimo , sí recuerdo las teorías de un economista que se llamaba Knight , y que tenía una teoría sobre el empresario y los beneficios . Yo aprendí en una clase escuchado al profesor , que pobrecito mío no recuerdo ni quien era , que el beneficio es la recompensa por asumir riesgo , y esa frase la guardó mi cabecita , quien sabe porqué misteriosa razón , quizás porque me serviría en mi vida más que todo lo demás , o porque tengo un futuro empresarial esperando ( va a ser que no) ,o porque las acciones del Santander están bajísimas y es un buen momento para comprar ,que va a ser que tampoco . Así que después de descartar estas hipótesis creo que la guardé para aplicarla en mi vida .

¿Qué pasa si sale mal? , pues yo que sé , ya lo pensaré cuando llegue el momento , hay tantas variables en juego , y tantas combinaciones posibles , que el resultado de asumir ese riesgo quizá no sea el que yo pretendía , pero puede resultar ser incluso mejor , y si no , seguro que habré subido un peldaño más en la escalera hacía éxito , esté donde esté el éxito, que quizás ni si quiera se encuentre donde lo estaba buscando.
Lo mejor de arriesgarse además es que en situaciones en las que vas a tientas , en los terrenos áridos y pedregosos , en los caminos inseguros , es donde sacamos nuestras mejores cualidades , porque nos esforzamos más y sacamos las habilidades que tenemos escondidas y que en esa vida cómoda de lo conocido , no nos hace falta . Seguro que nos sorprendemos a nosotros mismos de lo que somos capaces de hacer.
Asumir riesgos nos hace más listos que el hambre ( siempre me ha encantado esa frase y si no la pongo reviento).



Este vídeo es muy cortito ( lo digo porque yo a veces no veo los vídeos en los blogs , no tengo tiempo). Poned el sonido y esperad que se erice el vello . Espero que os guste .

14 comentarios:

  1. Me ha encantado este post, y estoy completamente de acuerdo contigo. Para mí es completamente impensable no arriesgarse cuando lo que se puede ganar es realmente importante, aunque siguiendo con teorías económicas, la aversión al riesgo de cada uno es diferente. Y también creo que siempre que se gana algo de pierde otra cosa, aunque sólo sean posibilidades. Pero al final como más se pierde es no haciendo nada.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con tu post, aunque tengo que reconocer que no soy una persona que por general se arriesgue demasiado pero me ha encantado lo que dice la Dra. "como más se pierde es no haciendo nada"

    ResponderEliminar
  3. "Mejor arrepentirse por lo que uno hizo que arrepentirse por lo que se dejo de hacer", estoy de acuerdo con tu post, aunque yo siempre me leo los prospectos de los medicamentos porque una vez me dio parálisis facial por uno y partir de ahí, ya no me arriesgo en ese sentido.
    Y aprovechando otro refrán, cuando uno piensa y si sale mal bueno pues "Cuando lleguemos a ese río,cruzaremos ese puente".
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Un tema complicado el del riesgo... Depende mucho del objetivo que se quiera conseguir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo el riesgo lo veo como el trapecista que hace su ejercicio circense... siempre es preferible hacerlo con la red debajo, por si el riesgo mal calculado, le hace caer y darse el gran batacazo...de acuerdo no es el ejemplo comparativo mas original, pero es que acabo de llegar del curro y tengo sueño ;).
    En cuanto a los medicamentos, este es un mundo, por ejemplo, el Paracetamol, lo tomamos hasta en el desayuno o para celebrar un cumpleaños...olvidando que un exceso de esta composición puede dañar seriamente el higado...de acuerdo los cubatas también lo hacen , pero este es otro tema...¡¡¡dios mio , tengo tanto sueño!!!...¿¿¿por donde iba ???...así, yo tengo acciones del Santander y tienes razón , están altísimas, como para comprar ahora...hablando de riesgos.
    Un beso Cris.

    ResponderEliminar
  6. Buen post! Y qué casualidad, el primer día que paso por aquí.. y hablas de algo que justo hoy me hacía falta recordar. Gracias!

    ResponderEliminar
  7. clap, clap. clap. Aplaudo todo tu post CRis. Bravo!! me ha encantado, ha sido toda una lección de vida! Bravo!
    Me quedo con tu frase: "El beneficio es la recompensa por asumir el riesgo" es buenísima!
    En cuanto al vídeo, es de los que más me han fascinado en mi vida. Estoy absolutamente de acuerdo con él. De hecho, muy amenudo lo visualizo siempre que escribo eso que me habrás leído muchas veces si me sigues de cerca: "hay que avanzar siempre hacia delante, saltar los obstáculos y no detenernos ante los imprevisto. Para atrás, solo debemos dirigir nuestros pasos para tomar el impulso necesario para lanzarnos hacia los límites del tiempo..."

    Ha sido un placer leerte.

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  8. ole cris yo tambien tengo siempre muy presente lo de arriesgarse , y confio mucho en la intuicion , ojo! no es ir a locas por la vida pero no hay que darle muchas vueltas a las cosas ,pues pierden la mayoria de las veces todo su sentido.
    Si no me hubiera arriesgado en su día hoy no tendría estos 2 enanos rompiendo todo a mi alrededor, lo dicho a arriesgar se ha dicho mañana hecho la loto , muaaaaaa.

    ResponderEliminar
  9. pues... que tienes razón, arriesgarse pero tampoco a lo loco, con una pequeña red, digo. Y el vidreo muy bueno.
    Saludos blogueros Cris

    ResponderEliminar
  10. Jo!!! Cris tenías razón con lo del video, está genial, me ha recorrido un escalofrío por el cuerpo mientras lo veía....
    Un paso atrás....ni "pá" tomar impulso.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. "Prefiero arrepentirme de lo hecho que de no haberlo intentado", que dirían muchos. No es que sea una máxima para todo lo que hago,ni mucho menos, pero si piensas y le das muchas vueltas a los riesgos posibles que entrañan todas las decisiones de nuestra vida, hasta las más pequeñas (el ejemplo del Ibuprofeno es perfecto), mas valiera encerrarnos en una burbuja aséptica para no salir más al mundo exterior. Sería todo un horror.
    El vídeo, estupendo :)
    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. ¡Ay madre! Que se me acumula el trabajo.
    Dra.Anchoa,Es probable que la aversión al riesgo tenga tantos grados como personas ,está claro que es así.Yo no saltaría en paracaídas ni con anestésicos y hay gente que la goza.Quizá el que salta en paracaídas no cambie de trabajo jamás porque no quiera arriesgarse a hacerlo y otros que no montan ni en la montaña rusa asuman riesgos trascendentales para su vida.

    Naray,yo tampoco arriesgo demasiado pero porque no se han dado demasiadas ocasiones, me gusta como es mi vida.Pero si hay algo que quiero cambiar y el fin me gusta,no me lo pienso mucho.

    Ratón,que listos son los refranes,eso pienso yo también,quizá encontremos además un camino alternativo al puente.Nunca se sabe.

    Towanda,si el objetivo no te motiva,está claro que para qué vas a arriesgar.Y gracias por venir.Me he leído todos tus comentarios.

    Miguel ,creo que has tenido unas duras vacaciones y deberías dormir.Lo de la red,no sé,a veces no es posible,y entonces qué hacemos?

    Speedygirl,pues me alegro que haya llegado esto en el momento justo.A veces
    es lo que necesita uno.Gracias por tu visita.

    Mascab,hija,Cuando escribes trasmites una energía y un positivismo que da gusto.Gracias por todo.

    Rober,yo sé que te arriesgas,como debe ser,aunque a veces da un poco de miedo,y tienes momentos en los que piensas ¿ Y si me estoy equivocando?,¿Y si sale mal?,y te da una vuelta y media el estomago,pero luego otra vez a pensar que todo va a salir bien porque sino no hacemos nada.

    Jose Antonio,si no tienes red y merece la pena el ojjetivo que hacemos?.Yo te digo,en mi caso,arriesgo,todavía con mas miedo que antes,pero arriesgo si creo que puede merecer la pena.A veces sólo el empeño que pones hace que salga bien.no siempre es posible tener una red.

    Sory,ya os lo dije,aunque a mi se me ponen los pelos así con poca cosa.

    Berni,Nos parecemos en eso,tampoco soy una máxima. Prudente ,pero hay que ir a por lo que quieres aún a riesgo de peder por el camino.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo me arriesgo y me quedo por aquí!! Aunque creo que esto es un valor seguro!! jajajaja
    Pienso que sí, que hay que arriesgar en la vida. Yo las mejores satisfacciones que he tenido han sido arriesgando, pero también me he dado hostias muy grandes.....aún así seguiré arriesgando!! :)
    Muy bueno el video!

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  14. En primer lugar, Cris, saludarte y mandaros un abrazo enorme (a tí y a "tumari"). En segundo lugar, darte la enhorabuena por este Blog, porque lo haces muy bien. Sin duda, mereces ese premio que te han dado. Y por último, y entrando al tema, tengo que decir que creo que asumir o no un riesgo depende de la posible recompensa que podamos obtener. En cualquier caso, pienso que toda decisión que podamos tomar, e uno u otro sentido, tendrá su coste. Lo que un economista llamaría el "coste de oportunidad".
    Ah! Fantástico video. Me ha encantado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar